Solicitar información

Biowater Technology anuncia el sistema CFIC®, la siguiente generación de tratamiento rentable para la reutilización de aguas residuales

jueves, 5 de julio de 2012

ÚLTIMAS NOTICIAS: Biowater Technology (BWT) anuncia el proceso biológico de flujo continuo de limpieza intermitente (CFIC®) para mejorar la huella medioambiental y la calidad de los efluentes, y reducir el consumo de energía y costes.

El tratamiento de agua es un reto global; cada año 1,7 millones de personas mueren por enfermedades relacionadas con aguas contaminadas y 1.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable. Las nuevas tecnologías y diseños, el tratamiento de aguas residuales municipales e industriales y su reutilización como agua para consumo humano, riego, industria y demás aplicaciones aumentarán la disponibilidad de recursos de agua y ahorrarán en costes asociados al tratamiento y suministro de agua.

El proceso CFIC® de BWT es una mejor forma de optimizar la calidad de los efluentes y responder a la necesidad de una reutilización rentable del agua. Un proceso de reactor de biofilm de CFIC® consiste en portadores de biofilm de alta concentración donde el biofilm prolifera y degrada los contaminantes del agua.  Al mismo tiempo, el sistema CFIC® mejora mucho las tasas de eliminación en comparación con las soluciones más extendidas de lodo activado y MBBR.

"La baja huella ambiental, en combinación con el enfoque de Biowater hacia el diseño del proceso, lo hace mucho más versátil que las soluciones existentes, y muy apto para una amplia gama de plantas municipales de tratamiento de aguas residuales (WWTP) y necesidades de aguas residuales industriales", afirma Jon G. Siljudalen, CTO de BWT. Este enfoque único reducirá el coste y, al mismo tiempo, incrementará la calidad de los efluentes. 

Al tratar las aguas residuales de forma habitual, los municipios y fábricas emplean vastos recursos, incluidos gastos de capital para grandes plantas de tratamiento, consumo de energía eléctrica y productos químicos, mientras se genera lodo residual que quizá no se pueda utilizar de nuevo.  La tecnología CFIC® de Biowater reducirá el consumo energético de las plantas de MBBR en hasta un 50% e incluso más en el caso de plantas convencionales de lodo activado.

El origen habitual de las aguas residuales con posibilidad de reutilización es: agua de lluvia, industria, agricultura y dilución, entre otros.  El proceso CFIC® de BWT ha demostrado ser una solución efectiva y bien documentada para el tratamiento de aguas residuales, así como una forma rentable de generar efluentes de calidad apta para su reutilización.

 "Queremos que nuestros clientes vean las aguas residuales como un recurso, no como un coste", explica Terje Andersen, COO en Biowater Technology.

Descargue el libro blanco "Desarrollo de un reactor compacto, rentable y eficiente para el tratamiento de aguas residuales y la reutilización de efluentes".