Solicitar información

El municipio de Røros ha seleccionado un sistema de purificación biológica de aguas residuales que deja una huella menor de CO2

jueves, 27 de junio de 2013

ÚLTIMAS NOTICIAS: El municipio de Røros, dentro del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, ha elegido la tecnología avanzada de biofilm de Biowater Technology frente al uso de productos químicos para mejorar la planta municipal de purificación de aguas residuales.

El municipio de Røros ha reformado su planta de tratamiento de aguas por 10 millones NOK (1,3 millones EUR) con la tecnología de biofilm de Biowater Technology. La solución se basa en los sistemas de tratamiento biológico de la compañía con portadores móviles que operan en condiciones árticas.

"Nuestra meta es desarrollar un destino sostenible para turistas de todo el mundo. Por eso, optamos por la tecnología de purificación más verde", alega Marit Gilleberg, directora técnica.

El núcleo de la planta de purificación está formado por dos biorreactores desarrollados por Biowater que limpian las aguas residuales de materia orgánica disuelta usando sus propios bioelementos que fluyen libremente en los reactores.

El municipio de Røros forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO por su minería histórica, y también es popular entre los amantes de la pesca deportiva. Los efluentes deben verse claros y estar limpios. Nuestro objetivo y requisito es afectar lo menos posible al Glomma, el principal río de Noruega", afirma Arnfinn Vestengen, gerente de la planta.

El desafío de Røros son los inviernos fríos (hasta -40 °C), lo que implica pruebas para los equipos técnicos y el cultivo de organismos vivos. En los últimos años, los efectos climatológicos han llevado a fluctuaciones en la precipitación y temperatura, lo que resulta a veces en una elevada dilución del alcantarillado y una variación térmica extrema.

"La solución escogida también funciona con las nuevas condiciones ambientales. El proceso se ha diseñado con bioelementos desarrollados en Noruega y seleccionados precisamente para mantener el efecto de purificación en condiciones difíciles. Al basarnos en principios biológicos, reducimos la utilización de sustancias químicas. De esta manera, la nueva solución de purificación reduce las emisiones totales de CO2 en comparación con otras soluciones", explica Vestengen.

La planta de purificación gestiona el alcantarillado de unas 3.000 personas equivalentes (PE), así como las aguas residuales del matadero y el centro de productos lácteos que supone una demanda de purificación equivalente a 4.000 PE. El proceso biológico está diseñado para 10.000 PE.

"Estamos encantados con la solución de purificación técnica, así como con que el proceso esté ahora dentro de una planta cerrada. Esto ha supuesto un nuevo entorno de trabajo beneficioso para nuestros operarios. Estamos contentos con el modo en que Biowater Technology ha suministrado la planta de purificación", concluye Arnfinn Vestengen