Solicitar información

Un fabricante estadounidense de comida líder elige una nueva tecnología de tratamiento de aguas residuales

viernes, 1 de marzo de 2013

ÚLTIMAS NOTICIAS: Biowater Technology se complace en anunciar que la compañía ha obtenido el mayor contrato para el nuevo sistema rentable de tratamiento de aguas residuales por biofilm, el sistema Biowater CFIC®. El pedido procede de uno de los principales fabricantes de capital privado de comida en EE. UU.

En el presente, una laguna aireada de 6.435 metros cúbicos procesa las aguas residuales antes de la descarga a la empresa de alcantarillado (es decir, pretratamiento de las aguas residuales).  Las mejoras del sistema de pretratamiento optimizarán el rendimiento de la infraestructura existente y aumentarán la capacidad de tratamiento, junto a los planes de incrementar la producción. La instalación se basará en la nueva tecnología patentada de Biowater de flujo continuo de limpieza intermitente (CFIC®). El sistema está diseñado para degradar biológicamente la materia orgánica contenida en las aguas residuales de los procesos de la planta, y su diseño presenta un flujo de 1.515 m³/d con un nivel de DQO de 7.400 mg/l.

La industria alimentaria suele consumir elevados volúmenes de agua en producción, con la consiguiente generación de aguas residuales de alta concentración.   La característica del agua es que es muy biodegradable, lo que la hace ideal para procesos biológicos como las tecnologías de biofilm.  Por ejemplo, las aguas residuales de la industria alimentaria poseen normalmente altas concentraciones de demanda bioquímica de oxígeno (DBO), demanda química de oxígeno (DQO), total de sólidos en suspensión (TSS), olores asociados y nutrientes en diversas concentraciones. Para el sector estas condiciones son costosas, y su descarga a sistemas de alcantarillado municipales está muy regulada y requiere un pretratamiento.

La tecnología CFIC® de Biowater es un proceso de biofilm muy eficiente y, por tanto, ideal para las aguas residuales de la industria alimentaria. La solución patentada de Biowater elimina los problemas típicos al tratar aguas residuales de alta concentración, como la retención de oxígeno disuelto y las limitaciones de difusión de sustrato y oxígeno en el biofilm. Las ventajas son ahorros energéticos, mejor capacidad, menor huella ambiental y menor coste total de propiedad (TCO) que los sistemas tradicionales, como SBR y lodo activado.

En el mercado de aguas residuales, el proceso CFIC® se usará para mejorar el biorreactor de membrana (MBR) existente o los sistemas de biorreactor de lecho móvil (MBBR) con el fin de aumentar la capacidad. Aparte, el sistema CFIC® se usará para brindar un efluente de calidad adecuada para la filtración terciaria y su reutilización.