Alimentaria

Recursos

Solicitar información

La industria alimentaria emplea un gran volumen de agua para procesar alimentos y limpiar el equipamiento de la planta, y genera aguas residuales de alto contenido orgánico en el modo por lotes que se deben tratar.

El sistema de aguas residuales de Biowater se basa en una tecnología de biofilm de alta eficiencia, y es ideal para usos alimentarios que requieren un tratamiento previo antes de la descarga a un sistema de alcantarillado municipal.

 

El reto

  • El uso excesivo de agua y la producción de efluentes aumentan las cargas financieras y ecológicas para el sector y el entorno.
  • Inconvenientes para el entorno local, como olores y necesidad de espacio para el tratamiento de aguas residuales.
  • Las plantas de aguas residuales en las fábricas de comida y bebida se enfrentan siempre a retos por cambios en las condiciones de los efluentes causados por choques de carga, modificaciones térmicas, aumentos en producción, alteraciones de las operaciones productivas, etc.
  • La descarga al sistema de alcantarillado municipal aumenta los costes.

 

Reducción, reutilización, mantenimiento

  • Reducción de los costes gracias a soluciones de lodo activado y MBBR más compactas y de menor consumo que las que se usan habitualmente.
  • Al aminorar el elevado sobrecoste de la descarga en el alcantarillado municipal, resultará más económico usar un sistema de tratamiento biológico para mejorar la calidad de las aguas residuales y reducir los costes.
  • Reutilización de aguas residuales tratadas en producción para ahorrar costes.
  • Rendimiento garantizado por el proceso.
  • Bajo coste de mantenimiento, y décadas de vida útil.

 

Eficiencia industrial

La solución de flujo continuo de limpieza intermitente (CFIC®) de Biowater para procesadores alimentarios reducirá mucho el uso de agua, la producción de efluentes y los elevados costes asociados a estas condiciones.

Ahorro energético: ahorro sustancial en el consumo energético.
Reutilización: reciclaje de aguas (residuales) para usarlas de nuevo.
Calidad excelente de los efluentes.
Bajos costes de capital: descenso de los costes de capital mediante la reducción del tamaño de la membrana o del tratamiento terciario.
Flexible: mejora del SBR (reactor de alimentación discontinua), MBR (biorreactor de membrana) o MBBR (reactor de biofilm de lecho móvil) existente para aumentar la capacidad.
Rendimiento: mejora el tratamiento biológico para lograr que las membranas funcionen con una mayor eficiencia.

CMFF® case: Nordfjord Kjøtt, Norway

Lea más…